domingo, 1 de marzo de 2015

10 IDEAS PARA MANTENER EL OPTIMISMO

“Los pensamientos positivos te llevan a resultados positivos" Maria V. Snyder 



¿Qué podemos hacer para tener un optimismo inteligente?

·     Focalizarnos en los pensamientos e interpretaciones que nos lleven a una actividad constructiva y así veamos retos y no problemas.
·      Establecer metas realistas: es un gran error intentar ser perfectos y ponernos metas irrealizables. Debemos sentirnos satisfechos de nuestros progresos y confiar en que siempre podemos mejorar sin buscar la perfección.
·       Abordar las dificultades con sensatez: es importante escoger la perspectiva que nos permita aproximarnos con más calma y determinación para tener la mejor actitud para solucionar un problema.
·       Enfatizar lo positivo: es importante celebrar los éxitos propios y  los ajenos. Valorar lo que hacen los demás y ser agradecido.
·    Mantener a raya a nuestro crítico interior: esa vocecita que sólo hace que recordarnos que todo es muy difícil, que no podemos o que no lo vamos a conseguir.
·       Tener sentido del Humor: es una pieza clave del optimismo realista.  El sentido del humor y la risa nos relaja y nos predispone a encontrar soluciones creativas.
·     Ser racional: esforzarnos en ver la realidad como es y no como nos gustaría que fuese. Aplica la razón y el sentido común para encontrar los caminos que te lleven a conseguir tus metas.
·       Perseguir el crecimiento continuo: reconocer las posibilidades de seguir creciendo y mejorando. Permanecer igual equivale a un estancamiento y quedarse atrás.
·       Tener mentalidad de explorador: No sólo hay que confiar en que se puede mejorar sino que tenemos que buscar las maneras más creativas y nuevas para abordar la realidad.
·    Elegir bien el entorno: atraer personas, circunstancias y ambientes que nos inspiren, apoyen y ayuden  y no aquellos que nos distraen o desaniman. Busca gente que te  motive pero también rodéate  de críticos constructivos.

IDEAS PARA RECORDAR:
Mantén alta la autoestima.
No permitas que tu crítico interior tome el mando.
Sé realista con tus metas y persigue el crecimiento personal más que la perfección.
Ponte las gafas que te permitan ver el lado brillante de la vida.
Sé creativo y pon esfuerzo en lo que haces.
Mantén el sentido del humor.

Foto: MarCruzCoach