viernes, 20 de enero de 2017

PASA A LA ACCIÓN YA

"Decidir qué no hacer es tan importante como decidir qué hacer". Steve Jobs

Nike lo puso de moda: “just do it”. ¿Por qué? Porque nos cuesta pasar de los sueños y las intuiciones a las acciones reales. No es lo mismo saber algo de forma teórica que práctica, no es lo mismo saber lo que te gustaría hacer que hacerlo. Hay ahí un pequeño abismo difícil de saltar.
En ese “pequeño-gran” abismo encontramos: inseguridad, dudas, falta de autoestima, pereza, falta de disciplina y mucho miedo al fracaso.
Pero “hazlo”, “simplemente hazlo”, ponte manos a la obra, lleva tus sueños a la acción porque SÍ QUE IMPORTA, nos importa a todos, deberíamos impulsarnos unos a otros a saltar el abismo. Aunque la realización de tu sueño no comporte la fama, el dinero o la pompa, tienes que hacerlo.

En verdad la vida consiste en hacer algo digno, estimulante y satisfactorio. Y no necesariamente estoy hablando de crear una empresa innovadora, escribir un bestseller, conseguir el Nobel de química… (que también, ¿por qué no?), lo importante es que mostremos lo que llevamos dentro, lo importante es materializar en el exterior esa “conquista de nosotros mismos”, lo importante es que nos expresemos, que expresemos lo que nos gusta, quiénes somos.

Mi pianista loco (Rhodes) nos dice “¡Qué espantoso es tener una pasión que dicta cada segundo de tu vida y carecer de la valentía moral para desarrollarla!” Ése es para mí el mayor fracaso, no tener la valentía de intentarlo.

Insisto que no hablo de valentía para ser reconocido o famoso, porque eso -en el fondo- se entiende bien desde fuera. Hablo de la valentía de expresar nuestro ser: quizás bailando, quizás tratando con delicadeza a los demás, quizás creando relaciones amorosas o amistosas excepcionales, o tal vez cuidando a otros o construyendo barcos de papel o saboreando quesos. Da igual. Lo que importa es la forma en que nos expresamos y nos valoramos unos a otros.

Es bastante triste reconocer –como lo hace J.Rhodes-: “he pasado toda mi vida huyendo de las cosas que me acabaron salvando (la sinceridad, la verdad, el amor, la aceptación de quien soy) porque creía que me matarían.”

¿No habéis tenido vosotros también esa sensación? Siempre con la máscara, con lo que toca, con lo que se espera de mí, con lo que hay que hacer, hay que decir… pensando que así no tendrás problemas, que pasarás desapercibido, que la vida te irá bien. Pero, no sucede eso. La vida (la de verdad) no va bien si no te atreves a ser tú mismo. La cobardía acaba pasando factura, la más importante: vivir sin haber vivido.

Hazlo, hazlo, ponte ya: escribe cada día, apúntate al curso de bolillos, escribe cartas a tus amigos, regala flores, aprende música, aprende chino, haz surf, escala montañas… o como dice Mujica “ponle contenido a tu vida” Levanta una idea por la que creer y sé libre”.  Y hazlo conscientemente.

Me acaban de pasar un video por whatsapp donde unas mujeres maduras hablan sobre la presión que tenemos hoy en día las féminas (y creo que también los hombres) de ser jefas, madres y esposas perfectas, saber de todo… ellas recomiendan, en vez de hacer una lista con cosas para hacer, la lista de cosas que NO hay que hacer. La no acción también es acción. Me ha parecido muy interesante. Ten claro qué cosas no tienes que hacer. Y ten claro también que en la lista de cosas a hacer puedes incluir: dar besos más largos, más creativos, abrazar bebés, a tus hijos, a tus amigos, ser amable contigo misma y con los demás, dejarte ir, todas esas acciones que no parecen rentables pero que están en lo más profundo de la conquista de tu ser.

Repito: haz la lista de cosas que NO has de hacer, la lista de lo que SÍ has de hacer: un hacer valioso donde tu ser se muestre con grandes o pequeños detalles, y HAZLO YA porque NOS IMPORTA A TODOS.

IDEAS PARA RECORDAR:

La vida consiste en hacer algo digno, estimulante y satisfactorio.
Salta ese abismo de la inseguridad, miedo al fracaso, pereza, dudas y falta de disciplina.
Es muy triste tener una pasión y no tener la valentía de llevarla a cabo.
Lo que importa es la forma en que nos expresamos y cómo nos valoramos unos a otros.
No huyas de lo que realmente eres, te acabaría matando.
Haz una lista de las cosas que NO has de hacer, otra con lo que SÍ quieres hacer y hazlo Ya.
La realización de tus sueños NOS IMPORTA A TODOS.


Foto: Mt. Santa Rita